Header Ad

El Inegi reporta más empleo, pero con peores condiciones

Si bien el empleo en México se recuperó en el último trimestre del 2021, las condiciones precarias del mercado laboral empeoraron, de acuerdo con cifras dadas a conocer por Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De entrada, en el empleo informal se concentraron 31.6 millones de personas, que representó 55.8% de la población ocupada entre octubre y diciembre del 2021. Lo anterior significa un aumento de 2.2 millones respecto al mismo lapso de 2020.

De acuerdo con el Inegi, el empleo informal, o medición ampliada de informalidad, añade a la definición de empleo en el sector informal las siguientes categorías:

El trabajo no protegido en la actividad agropecuaria, el servicio doméstico remunerado no protegido de los hogares, así como los trabajadores subordinados que, aunque trabajan para unidades económicas formales, lo hacen bajo modalidades en las que se elude el registro ante la seguridad social.

De manera detallada, 16.3 millones de mexicanos conformaron específicamente la ocupación en el sector informal, es decir, a todas aquellas actividades económicas de mercado que operan a partir de los recursos de los hogares, pero sin constituirse como empresas con una situación independiente de esos hogares.

Dicha cifra significó un crecimiento de 1.6 millones de personas, y constituyeron 28.8% de la población ocupada.

Los restantes 7.2 millones corresponden al ámbito de las empresas, gobierno e instituciones; 5.9 millones al agropecuario y 2.1 millones al servicio doméstico remunerado.

Eso no es todo, de los 38.3 millones de mexicanos subordinados y remunerados, la mayoría, es decir 16.1 millones gana de uno hasta dos salarios mínimos; 7.8 millones gana solo un salario mínimo; 5.8 millones de empleados gana de dos a tres salarios mínimos; 2.5 millones de tres a cinco salarios; y solo 814 mil mexicanos logró tener un empleo con más de cinco salarios mínimos.

Por otra parte, en el último trimestre del 2021, la población subocupada en el país fue de 6 millones de personas, lo que significa una reducción de 2.1 millones y representó 10.6% de las personas ocupadas, tasa inferior a la de 15.2% de un año antes.

La subocupación es entendida como la necesidad de trabajar más tiempo y que se traduce en la búsqueda de una ocupación complementaria o de un nuevo trabajo con mayor horario.

Por su parte, la población desocupada en el país se situó en 2.2 millones de personas y la Tasa de Desocupación fue de 3.7% de la Población Económicamente Activa (PEA), porcentaje inferior al 4.5% de igual trimestre de 2020.

Sin embargo, al estar condicionada a la búsqueda de empleo, la Tasa de Desocupación es más alta en las localidades grandes, en donde está más organizado el mercado de trabajo. De esta forma, en las zonas más urbanizadas con 100 mil y más habitantes la tasa llegó a 4.5%.

En el cuarto trimestre del año, la población ocupada en el país ascendió a 56.6 millones de personas (34.3 millones de hombres y 22.3 millones de mujeres), cantidad superior en 3.5 millones de personas respecto a la del mismo periodo de un año antes.

Al considerar a la población ocupada con relación al sector económico en el que labora, 6.8 millones de personas (12% del total) trabajan en el sector primario, 14.1 millones (24.9%) en el secundario o industrial y 35.3 millones (62.4%) están en el terciario o de los servicios.

Por su parte, cuando se refiere al tamaño de la unidad económica, en la que labora, si sólo se toma en cuenta al ámbito no agropecuario (que abarca a 46.9 millones de personas) en el cuarto trimestre de 2021, 23.2 millones (49.5%) estaban ocupados en micronegocios; 8.4 millones (17.9%) lo hacían en establecimientos pequeños; 5.4 millones (11.5%) en medianos; 5.1 millones (11%) en establecimientos grandes, y 4.8 millones (10.1%) se ocuparon en otro tipo de unidades económicas.

Forgot Password