Header Ad

10 consejos para buscar trabajo en el extranjero desde casa

El impulso que dio la pandemia al trabajo remoto ha facilitado la búsqueda y contratación de candidatos desde cualquier rincón del mundo.
Si también quieres buscar empleo en una empresa situada en el extranjero revisa bien las vacantes y los husos horarios.
Además prepárate bien para las entrevistas virtuales y no envíes la misma solicitud a todas la empresas.

El mundo se abrió al trabajo remoto con la pandemia, por lo que ahora es más fácil trabajar para empresas en el extranjero.

Las compañías vieron que sus empleados podrían ser incluso más productivos y tendrían acceso y ventaja en la guerra por el talento.

«Según para qué estés contratado, puedes trabajar desde cualquier rincón del mundo. A este tipo de trabajadores les llaman nómadas o en remoto», contó Enrique Herrero, director del área Fiscal de Key Iberboard, una asesoría laboral, fiscal, contable y legal.

«Las herramientas que tenemos de comunicación —celular, videoconferencias o softwares específicos— proporcionan sus soluciones», añadió Eduardo Quero, socio-director de Stratesys y líder del centro de competencia People.

Estos son 11 consejos que pueden servirte para buscar trabajo en el extranjero desde casa.

  1. Busca las plataformas de empleo que mejor se adapten a tu perfil
    Dadas las características del puesto, no es complicado encontrar opciones para trabajar en muchos portales de búsqueda de empleo. Pero no todos se adaptarán a tu perfil.

En algunos es más fácil encontrar trabajos temporales, en otros, empleos más especializados. Explora antes qué opciones tienes y cuál merece el esfuerzo de aplicar.

Si tu sueño es trabajar en una empresa en el extranjero, sé selectivo.

  1. Envía solicitudes personalizadas y di por qué serías bueno para trabajar en una empresa del extranjero

Si estás completando una solicitud para un nuevo puesto de trabajo en una plataforma de búsqueda de empleo, el mejor consejo que alguien te puede dar es: no llenes solicitudes indiscriminadamente.

Detrás de este tipo de registros suelen haber procesos automatizados que filtran los perfiles de los potenciales candidatos. ¿Qué sucede si envías el mismo currículum, carta de presentación o mensaje de presentación a todos los empleadores? El programa podría detectarlo y no priorizar tu perfil.

Asimismo, Daniel Pérez, director de negocio y reclutamiento especializado en el sector tecnológico, dijo que puede tener consecuencias para la imagen del candidato.

Puede ser que estes en una situación desesperada, pero afecta a tu credibilidad.

  1. Establece un vínculo con el reclutador
    Si tienes la posibilidad, conocer y estar en contacto con el reclutador puede abrirte la puerta a etapas más avanzadas del proceso de selección. Esto es clave si buscas trabajar para un extranjero desde casa.

Demuestra interés e iniciativa y facilita al encargado de recursos humanos encontrar un perfil que destaque por encima de los demás y que cumpla con todos los requisitos.

  1. Presta atención a los detalles de cada oferta
    Los requisitos y los procesos de selección son diferentes no solo entre empresas, sino entre países.

«Cada programa tiene requisitos diferentes, por lo que es importante prestar atención a los detalles. Enviar la misma información y solicitud a cada programa simplemente no funcionará», insiste Brie Reynolds, manager de desarrollo profesional y entrenadora en Remote.co a CNBC.

Si lo que buscas de trabajar en remoto para alguien en el extranjero, sé cuidadoso con esos detalles.

  1. Prepara una entrevista virtual
    Más allá de conocer las respuestas de las preguntas más difíciles de las entrevistas de trabajo y tener preparado un discurso para contar algo más sobre ti cuando te pregunten, cuida —y mucho— la imagen que proyectas.

«Si les pedimos que se pongan de pie, ¿cuántas pijamas veríamos? Eso me dice: me baso en la ley del mínimo esfuerzo», dijo Pérez.

«Solo cambió el formato, nada más», insistió.

  1. Tu LinkedIn te abrirá o cerrará las puertas para trabajar en el extranjero
    Hay algo en lo que todos los reclutadores coinciden: tu currículum, tu perfil de LinkedIn y los mensajes que envías tienen que reflejar qué tipo de candidato eres.
  2. Coordina los husos horarios
    La diferencia de horarios entre los diferentes países podrían ser un reto durante los primeros periodos de adaptación. Sobre todo por los trabajos en equipo, los descansos y los días festivos.

Este es uno de los problemas e impedimentos más comunes, según Quero.

  1. Revisa los acuerdos de seguro y asistencia
    «El trabajo remoto dentro de la Unión Europea para los comunitarios, se puede realizar con todas las garantías en materia de seguridad fiscal», explicó Mamen Serrano, directora del área Laboral de Key Iberboard.

Pero, advierte, se ha de tener más cuidado con los convenios bilaterales. Porque podrían no incluir derechos a asistencia sanitaria o seguros por accidente laboral.

  1. Estudia el mercado de trabajo del país donde está la empresa para la que quieres trabajar
    No en todos los países pagan lo mismo por el mismo puesto.

Esto es una ventaja para los trabajadores remotos, que pueden buscar donde está mejor remunerado su puesto actual e irse a vivir a un país con un menor coste de vida.

  1. Consulta el cambio de divisas
    «Si voy a cobrar en euros o en pesos de otro país, eso me impacta a mí en el cambio. También podría ser parcial, seguir cobrando una parte en moneda local y otra en la moneda de origen…», explica Quero.

Un sueldo de 100.000 dólares son 94.400 euros al cambio actual, por ejemplo.

Forgot Password