Header Ad

Ahorro para el retiro en la era digital: más fácil y solo depende de ti

Realizar aportaciones adicionales a tu cuenta de Afore es mucho más sencillo en la era digital y este es el momento para iniciar la construcción de un mejor futuro.

En México, el ahorro voluntario para el retiro sigue siendo incipiente. No obstante, siempre es un buen momento para comenzar a planear tu retiro laboral y garantizar que contarás con los recursos necesarios para el futuro.

De acuerdo con la Fundación de Estudios Financieros, el ahorro voluntario en el país durante 2020 solo representó el 2.4% del monto total que tienen las Afores, que administran más de 5.8 billones de pesos en recursos con un total de 66 millones de cuentas. Mientras que al cierre de junio de 2021, el ahorro voluntario sólo representó el 2.05% de los más de 6 mil 679 millones de pesos registrados en las Afores, de acuerdo con datos de la Consar.

Incluso, hay al menos 19 millones de trabajadores afiliados que aún desconocen con cual administradora para el retiro se encuentran.

Pero, desde ahora, realizar aportaciones voluntarias es fácil, práctico y seguro. Además, es indispensable para construir un retiro prometedor. Las instituciones financieras han realizado grandes inversiones para facilitar el proceso con nuevos desarrollos que permitan completar el trámite que típicamente se realizaba en cajas y módulos de atención al cliente.

De esta manera, en la era digital, cualquier trabajador, sin importar edad o profesión, puede manejar con facilidad los recursos de su cuenta desde una app en su celular y en la comodidad de su hogar.

La tecnología facilita cualquier actividad, incluida las finanzas personales. Son múltiples las opciones a tu alcance para realizar tus aportaciones voluntarias y tomar en tus manos el control de tu dinero: puedes realizarlas con una tarjeta de débito o crédito, abrir una inversión desde tu móvil o en tu computadora, o solicitar la domiciliación del ahorro, tal como lo haces con el pago de tus cuentas de streaming, y de esta manera, incluso, convertir el gasto hormiga en ahorro hormiga.

Todas las aportaciones voluntarias que realices en línea se verán reflejadas en tu cuenta, en la que puedes consultar saldos y movimientos. Así, en la era digital, los clientes tienen visibilidad continua y total de su ahorro y gozan de una experiencia optimizada y ágil, con la protección total de sus datos.

Incluso, también es posible que comiences a construir el futuro de los más pequeños en casa. Los niños se ubican en la mejor etapa para iniciar ahorros y aprender nuevos hábitos. Si desde ahora en el hogar se les muestra los beneficios para su presente y futuro, los niños se convertirán en los grandes ahorradores del mañana.

Sin importar la edad que tengan, abre una cuenta Afore para niños de forma fácil y segura. Regularmente, los requisitos principales son CURP del menor de edad o acta de nacimiento y acreditar el parentesco. Podrás revisar el crecimiento de estos recursos en un estado de cuenta. El ahorro temprano en los niños ayuda a construirles mejores y mayores oportunidades.

¿Cuánto ahorrar para el retiro?
El monto adicional que aportas a tu cuenta individual de Afore puede servirte como un ahorro con rendimientos para lo que tú quieras o para aumentar el monto de tu pensión. Algunos especialistas –como el Instituto Mexicano de Contadores Públicos– sugieren que lo ideal es ahorrar un 10 por ciento de tu ingreso; si se inicia después, el porcentaje deberá ser mayor.

Otros expertos comparten que, para saber lo que debes ahorrar cada mes, es necesario dividir tus ingresos y asignar al menos un 20% para ahorro. También se puede definir el porcentaje adicional a aportar según la edad en la que se inicie el ahorro voluntario y considerando si se tiene o no Afore. Entre menor sea la edad, menor será el monto a aportar. Es decir, entre más joven comiences, menor es la cifra a aportar.

Las aportaciones que realices generan rendimientos competitivos a largo plazo y tu inversión estará segura. Además, pueden ser deducibles de impuestos.

Crea metas de ahorro de acuerdo con tus necesidades e incrementa tu pensión para el retiro. Existen 3 tipos de ahorro voluntario:

  • Corto plazo. Son aportaciones que puedes retirar en cualquier momento, en caso de que tengas alguna emergencia o gasto imprevisto. No son deducibles de impuestos.
  • Largo plazo. Son aportaciones que mantienes en tu cuenta por un mínimo de 5 años. Son deducibles de impuestos y, mientras más tiempo esté en tu cuenta, podrás generar mayores ganancias.
  • Complementarias de retiro. Son aportaciones que mantendrás en tu cuenta hasta los 65 años de edad e incrementan el monto de tu pensión. Tienen por beneficio fiscal la deducibilidad de impuestos.

La tecnología en la era digital es un facilitador para la construcción de un mejor retiro. Solo depende de ti y entre más pronto empieces, mayores serán los beneficios en el futuro. Es fácil hacerlo y está a tu alcance. Comienza desde hoy a maximizar tu patrimonio para el retiro.

Siempre es buen momento para aprender y crear nuevas alternativas para salvaguardar la economía personal y familiar.

Forgot Password