Header Ad

Qué hacer si se bloquea un programa o aplicación en Mac o Windows

El monitor de actividad siempre es la mejor manera para verificar qué aplicación no esta funcionando, para forzar su cierre

Todo está bien hasta que algo deja de funcionar perfectamente en el computador. Se hace clic en el mismo botón varias veces pero la aplicación no responde. A veces, el cursor cambia la forma e implica que esta aplicación ya no va a funcionar de la misma manera que al comienzo (se pondrá más lenta), o simplemente no funcionará. Ya no hace caso, pero tampoco desaparece.

El usuario intenta cerrar la aplicación pero ésta no obedece. Y eso es porque cerrar aplicaciones que ya no están respondiendo o ‘no corren’, no es fácil. Precisamente, es aquí cuando se tiene que optar por un forzado para cerrar aplicaciones que ya no funcionan

A veces, simplemente basta con presionar los botones regulares, hacer clic en los botones o el menú como de costumbre. Pero no siempre es así. Por alguna razón, la última aplicación no responde en una odisea. La solución definitivamente es con un reinicio total de la computadora. Pero, afortunadamente hay otras soluciones sin la necesidad de realizar la última indicación mencionada.

Forzar el cierre de apps en macOS

Si se ha llegado hasta este artículo, es porque una aplicación no hace caso cuando se intenta cerrarla. No es popular, pero cuando sucede, es una molestia. Una solución factible, y como se ha mencionado en párrafos anteriores, es reiniciar la computadora, pero si tiene se está trabajando en Microsoft Word, Microsoft PowerPoint o incluso en documentos de Google Drive, no es tan simple.

En este sentido, la Mac lo pone en bandeja, porque tiene un menú que muestra todas las aplicaciones abiertas, y permite cerrar la ventana que desee ‘por la fuerza’.

Para acceder a este menú, hay que ir al menú Apple y seleccionar Forzar salida. También se puede abrir con las teclas Opción + Comando + Escape. A continuación, solo hay que seleccionar la aplicación que no funciona, y hacer clic en el botón Forzar salida. Esto cerrará la aplicación.

Como reemplazo, se puede ir al Monitor de actividad. Allí se podrán ver todas las aplicaciones, servicios y procesos en ese momento en MacOS. Cuando se encuentre la app que se desea cerrar, simplemente es necesario pulsar en el botón con una equis (X).

Puede que el sistema operativo dé dos opciones a elegir. Cerrar o Forzar cierre. Entonces hay que usar la primera y, si no hace caso, acudir a la segunda.

Y como última salida, siempre se puede reiniciar el Mac para que haga limpieza y cierre aplicaciones, quieran o no. Este método es el más drástico pero sirve como último recurso si no bastaron los anteriores.

Forzar el cierre de apps en Windows

Cuando una solicitud se niega a cerrar Windows, el primer lugar en el que deberíamos ir es el Administrador de tareas. Al igual que en macOS, allí se podrán apreciar todas las aplicaciones abiertas, procesos y servicios en general.

Para abrir el Administrador de tareas, simplemente hay que presionar Control + Tabulador + Escape. También se puede buscar por el de búsqueda de Windows o desde el menú Inicio. Además, si se hace clic con el botón derecho en el menú Inicio de Windows 11, aparecerá una lista de herramientas, en el que la opción de Administrador de tareas será visible.

Si no muestra aplicaciones abiertas en la pestaña principal del Administrador de tareas, hacer clic en Más detalles para ver los procesos abiertos. Aquí se podrá encontrar la aplicación que no está funcionando correctamente. Se pulsa en ella, luego se hace clic derecho y se marca la opción Finalizar tarea

Otra forma de cerrar las aplicaciones de Windows es usar comandos del Terminal. Pero en lugar de abrir la línea de comandos, se tiene que utilizar la aplicación Ejecutar. Al presionar las teclas Windows + R, se abrirá el menú ejecutable.

Aquí se pueden iniciar comandos o aplicaciones abiertas. Para cerrar la aplicación defectuosa, hay que indicar el comando taskkill /im program.exe /t cambiando ‘program.exe’ por el nombre de la aplicación que se desea cerrar. El inconveniente es saber que este nombre se puede tener que encontrar en el Administrador de tareas.

Desde el Símbolo de sistema también se pueden cerrar las aplicaciones obtusas. Primero, hay que buscarlo en el menú Inicio y luego hacer clic derecho para abrir esta aplicación como Administrador.

Cuando la consola está abierta, introducir la orden tasklist para ver la lista de los procesos abiertos. Cuando se encuentre la app que se desea cerrar, hay que quedarse con su PID.

Por lo tanto, para cerrar esta solicitud, es necesario usar el comando taskkill /PID 1234 /F donde 1234 es el PID de la app. Se pueden especificar dos o más códigos PID para cerrar dos o más aplicaciones a la vez.