Header Ad

El futuro de la tecnología se llama qubit

Estamos adentrándonos en la era de la computación cuántica dejando atrás los bits para comenzar a hablar de qubits, partículas que también pueden entrelazarse y afectarse aunque estén alejadas.

Syntonize ha querido analizar el futuro de esta tecnología ya que cada vez está más presente en las agendas de innovación de las empresas de todo el mundo y de la que se espera que para 2026 represente un mercado de 1.765 millones de dólares.

Juan Quintanilla, CEO de Syntonize, explica: “En realidad, de la misma manera que no se puede identificar a los experimentos de Rutherford con la fisión nuclear, que llegaría una decena de años más tarde, la computación cuántica está aún en pañales y no creemos que pueda considerarse desarrollada hasta al menos dentro de diez o doce años. Pero lo que sí está claro es que este avance ayudará a mejorar la comunicación y a procesar de forma más eficiente la información”.

No solo es cuestión de encontrar la manera de realizar viajes a Marte, sino también, por ejemplo, de realizar sesiones de radioterapia con la máxima precisión. Por eso, esta tecnología ya se emplea para realizar resonancias magnéticas; aunque también la aprovechan los ciberdelincuentes para romper la criptografía que protege las comunicaciones.

De cualquier manera, cada vez son más los sectores industriales los que se animan a hacer uso de estas aplicaciones cuánticas. En Japón, de hecho, se utiliza para detectar tumores mediante técnicas invasivas.

No cabe duda de que la computación cuántica añade un valor extra al desarrollo de la tecnología y muchas empresas españolas se han animado a hacer uso de ella, lo que implica también una falta de perfiles profesionales cualificados para desempeñar este tipo de funciones.