Header Ad

Su videojuego indie, aún sin terminar, ya los hizo millonarios

Los desarrolladores independientes siguen demostrando que no se necesitan equipos gigantes de desarrollo o millones de dólares en inversión para crear videojuegos exitosos y virales, capaces de convertirse en minas de oro y amasar millones de dólares en ingresos. El ejemplo más reciente: Valheim

Aún en fase de “Early Access”, es decir sin terminar todavía, el juego ya logró vender más de seis millones de copias en menos de dos meses en la tienda de videojuegos de Steam. A un precio promedio de 19 dólares por copia, los ingresos brutos de Valheim ya rebasan los 120 millones de dólares. Cifra que incluso, después de la comisión a Valve (dueño de Steam) y otros gastos deja a Iron Gate, un estudio sueco de seis personas, en el rango de millonarios.

“Nunca esperamos que se hiciera tan grande. Claro que pensamos que teníamos un buen juego en nuestras manos y teníamos mucha confianza en que su recepción fuera suficiente para continuar con el desarrollo del juego durante el periodo de acceso previo, pero cuando llegamos a nuestro primer millón a la semana, simplemente no lo podíamos creer y menos ver que seguía creciendo”, dice en entrevista con Forbes México Henrik Törnqvist,uno de los cofundadores de Iron Gate y creador de Valheim.

Sebastian Badylak, productor ejecutivo de Coffee Stain, un estudio de desarrollo de juegos con presencia en Skövde, Estocolmo y Gotemburgo y publisher de Valheimconfirmó que el juego rompió en cuestión de horas las expectativas de semanas y en siete días ya había superado las ventas de un mes.

“Cuando estábamos en dos millones pensamos ‘ok, está bien, lo hemos logrado.  De aquí en adelante seguro es cuesta abajo’ pero el juego siguió creciendo”, comenta Badylak y agrega que al juego le tomó dos semanas llegar a los dos millones y 16 días alcanzar los tres millones. 

A principios de marzo, Iron Gate y Coffee Stain presumían que Valheim había rebasado la cifra de más de seis millones de copias vendidas en Steam. En su momento más álgido el juego alcanzó más de 500,000 jugadores recurrentes en una semana, lo que lo convierte en uno de los cinco videojuegos más jugados dentro de Steam, compitiendo con títulos como Counter Strike Go, Dota 2, PUBG e incluso títulos AAA como Cyberpunk 2077.

¿De dónde viene el éxito? En estricto sentido Valheim es un juego de supervivencia inspirado en la cultura y mitología vikinga y nórdica. El jugador toma control de “un guerrero muerto en batalla,  cuya alma es llevada por las Valquirias a Valheim, el décimo mundo nórdico. Rodeado de criaturas del caos y antiguos enemigos de los dioses”. La misión del jugador será sobrevivir como el guardián más joven de ese purgatorio y buscar la manera de matar a los viejos rivales de Odín y poner orden en Valheim.

El jugador tiene la posibilidad de construir, explorar sus alrededores para recolectar materiales valiosos para crear armas más letales, armaduras más resistentes, fortalezas vikingas y puestos de avanzada. 

A simple vista, Valheim carece de los gráficos sorprendentes o sistemas complejos de otros títulos; sin embargo, para Törnqvist son justo esos elementos lo que han hecho del juego un éxito en ventas.

“Creo que es una combinación de varias cosas. En efecto, los gráficos pueden no ser de tan alta gama, pero eso permite que más personas lo puedan jugar porque no requieren de computadoras gamer muy avanzadas. Segundo, el modo de juego no es tan profundo por lo que la mecánica es simple de entender y eso permite que la gente pueda entrar directo sin mucha explicación, y por último, el elemento de que es un juego muy centrado en ser cooperativo con otros jugadores lo hace divertido y algo que la gente puede disfrutar”, dice el cofundador de Iron Gate.

Valheim comenzó como un proyecto de un solo hombre en 2018, liderado por  Richard Svensson. Un año más tarde Svensson, junto Törnqvist, fundaron IronGate con el objetivo de sacar adelante el proyecto que para 2020 ya contaba con un equipos de seis personas para impulsar el desarrollo

“Comencé a estudiar desarrollo de juegos en 2004 y luego, cuando me gradué, comencé una empresa junto con Sebastian (Badylak) en 2008. Desde entonces he estado trabajando en la industria. Es algo que me apasiona y que creo que Iron Gate, que fundamos en 2019, es la tercera compañía de la que he formado parte o que he financiado”, dice Törnqvist.

Aunque Törnqvist y Badylak reconocen el éxito y fama que Valheim ha generado en menos de dos meses, afirman que tanto Iron Gate y Coffee Stain (como publisher) no han perdido de vista la urgencia de sacar el juego de su fase beta o de acceso previo, así como trabajar en mejorar y nuevos contenidos para el juego.