Header Ad

Niño en España fue hospitalizado 2 meses por adicción a videojuego Fortnite


La Revista de Psiquiatría Infanto-Juvenil en España acaba de publicar el informe clínico de un menor de 15 años que tuvo que ser hospitalizado durante 60 días por presentar sintomatología relacionada con una preocupante adicción a Fortnite.

Según se lee en el artículo médico, el adolescente llegó a consulta “por presentar aislamiento en su casa y rechazo a interacciones sociales con negación a acudir a servicios sanitarios, inflexibilidad personal persistente y escaso interés por su entorno”.

Debido a ese cuadro, en un primer momento, fue diagnosticado con ‘Trastorno del Espectro Autista (Asperger)’ y ‘Fobia social’.

Sin embargo, dado que el menor había sufrido hace poco más de un año la pérdida de su madre, quien falleció después de dos años de tratamiento oncológico, su historial también incluía un Trastorno por Duelo Complejo no resuelto.

Con esa lista de valoraciones médicas, el joven llegó hasta el Hospital Universitario de Castellón, en España, donde fue ingresado para recibir una evaluación más exacta y el debido proceso terapéutico.

Tras dos meses de hospitalización, el acta del alta médica fue certera: adicción a videojuegos.

Aunque nunca tuvo mayores inconvenientes en el relacionamiento con sus pares, según consta en el artículo en mención, el padre del joven lo habría definido como un “niño preocupadizo y evitador”.

A comienzos de este 2021, con sus 15 años recién cumplidos, el adolescente comenzó a faltar con frecuencia a la escuela, tener dificultades para dormir y presentar grave descuido de su higiene personal.

Aunque ya estaba recibiendo fármacos psiquiátricos, la dedicación mayoritaria de su tiempo al juego Fortnite seguía afectando seriamente su desempeño personal.

Después de mantener al joven varios días en observación, se llegó a la hipótesis de que la adicción al videojuego podría funcionar como un ‘escape’ para todo lo que estaba enfrentando en su vida.

“La adicción a los videojuegos está actuando como una forma de regulación del intenso malestar del menor por el duelo complicado y el trastorno ansioso, así como por el incremento de exigencias a nivel educativo en el instituto que no era capaz de afrontar”, se lee en el reporte oficial.

Consecuentemente, el menor fue sometido a tratamiento cognitivo conductual para poder incorporar actividades sociales a su rutina.

Asimismo, se incrementó su dosis farmacológica.

Tras completar dos meses de hospitalización, el adolescente fue “capaz de apreciar las repercusiones que el uso del videojuego estaba teniendo en su vida diaria”.

Bajo esa lógica, dice el informe, el menor decidió cerrar su cuenta de Fortnite.

De igual manera, el joven debe seguir en tratamiento psicológico con un importante enfoque respecto a las habilidades sociales.

En ese sentido, se recomienda que, por el momento, solo utilice su celular como instrumento tecnológico para fortalecer su integración con los pares.

Finalmente, el diagnóstico principal apuntado en su epicrisis fue el de ‘Duelo Complicado’ y comórbidamente se incluyeron el ‘Trastorno de Ansiedad Generalizada’, ‘rasgos de personalidad cluster C’ y ‘Adicción a videojuegos’.