Header Ad

Incertidumbre abre la puerta para detonar esta tecnología de almacenamiento de energía

La empresa Quartux prevé que los sistemas de almacenamiento de energía con ion-litio sean cada vez más la opción para industriales.

La empresa Quartex ha implementado en México una tecnología de almacenamiento de energía basada en un sistema con baterías ion-litio que se gestiona por medio de un software que ayuda al ahorro y respaldo.

Con la incertidumbre que prevalece en el sector por las acciones del gobierno federal, se ve una oportunidad para que este nicho de negocio crezca y beneficie a grandes consumidores de electricidad.

No solo es una tecnología que apuesta para el ahorro y respaldo de energía en horas críticas, donde el consumo es más alto, también aporta estabilidad en estos horarios a las redes de transmisión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con lo que se puede reducir el riesgo de apagones.

En México muchos proyectos de generación de energía se han detenido por la falta de certeza, y trabas en los permisos por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que permitían a los grandes consumidores un ahorro en la factura, pues tenían otras opciones a parte de la CFE.

Alejandro Fajer, CEO de Quartex, indica que esta incertidumbre energética en México afecta a los industriales, pero para su empresa es una oportunidad de crecimiento para desarrollar e implementar este sistema de almacenamiento con baterías ion-litio, pues no requiere de ningún permiso.

“Más o menos le han cortado las piernas a nuestros competidores, o sea, antes un industrial agarraba y decía ‘bueno, pues yo me puedo suministrar por CFE o por algún privado, o hacer mi propia planta de generación y conseguir energía más barata’. Ahorita ya casi están obligados a quedarse con CFE y con los precios que está estableciendo”

Entonces, una solución para bajar su gasto energético es eficientar más su consumo en de luz, pero muchos clientes no pueden hacer eso, como es el caso de hospitales y hoteles; otra opción es utilizar baterías que modifiquen su perfil de consumo o paneles solares.

“Nosotros trabajamos proyectos también de paneles solares con baterías y vemos que esto ha empujado a todo el tema de generación distribuida (a pequeña escala), justo porque no hay otras opciones en el mercado”, señala.

Los números en energía solar en generación distribuida ha crecido mucho en los últimos años, por lo que Alejandro Fajer espera lo mismo para el mercado de tecnología de almacenamiento de energía con baterías ion-litio.

“En cuanto a industrias foco que tenemos, pues depende mucho de diferentes factores que para nosotros hacen más o menos atractivo el uso de sistemas de almacenamiento de energía, pero principalmente lo que buscamos son clientes que tienen un consumo predecible, estoy hablando de hoteles, universidades, hospitales, que no necesariamente de un día a otro van a cambiar su perfil de consumo”, explica.

Quartux nació en 2014, cuando se abrió el mercado eléctrico mayorista con la reforma energética y surgió la oportunidad de meter sistemas de almacenamiento de energía inteligentes, pero al final no fue lo que pensaron.

A la par empezó a alzarse mucho el costo para todos los usuarios industriales en México.

“Observamos una gran área de oportunidad con estos industriales, (…) son el 2% de los usuarios totales de electricidad en el país y consumen el 75% de la energía total, y pues vimos que a este tipo de usuarios les estaban cobrando la electricidad de forma horaria, hacía todo el sentido del mundo de parte de CFE porque porque sus redes de transmisión cada día están menos estables”, detalla Fajer.

Resalta que Quartux es una empresa de tecnología, no un revendedor de baterías de ion-litio. Se hace desde el diseño, la integración y la operación del sistema específico para cada usuario, con esto los industriales pueden ahorrase alrededor de 40% en su factura.

“Lo que hacemos es agarrar el caso que se nos presenta, que puede ser un industrial que quiera generar ahorros o que quiera separarse por completo la red de transmisión, también puede ser hasta un generador que quiera guardar energía y venderla en los horarios caros”.

Cambio en el precio

El precio de esta tecnología de almacenamiento de energía con baterías de ion-litio ha ido bajando drásticamente de 10 años para acá en casi 100%, principalmente por el todo el desarrollo que se ha hecho para los coches eléctricos.

Pero lo que está pasando ahorita, de 6 meses para acá, es que está habiendo una demanda muy grande por el litio y aunque este mineral existe en varias partes del mundo, incluyendo México, la extracción ha sido muy lenta y no llega a satisfacer la demanda creciente.

“El litio ha subido de precio enormemente, creo que el mes pasado subió un 200-300% en costo, que obviamente al ser una materia prima (para las baterías), pues ha hecho que los sistemas de almacenamiento de energía también hayan subido de precio entre 10 y 15%”, comenta Fajer.

Con este panorma, el CEO de Quartux señala que fue una mala noticia la aprobación de la reforma a la Ley Minera que estatiza al litio, pues un escenario es que México se queda fuera del juego en esta cadena de valor.

Esta tecnología de almacenamiento de energía, en opinión de Fajer, está en etapa todavía muy temprana, pero los números de beneficio económico están y hay una base regulatoria para este tipo de soluciones.

“Creo que con todo lo que está pasando con el tema de la reforma (eléctrica), pues se van a poder impulsar estas soluciones de manera más agresiva, porque van a ser de las pocas que tiene el cliente industrial para generar ahorro en su gasto energético”.

Para este año, Quartux tiene un pipeline de 850 Megavatios/hora de estos sistemas de almacenamiento con baterías ion-litio.