Header Ad

Huawei podría enfrentar carencia de chips y pantallas

Luego de que el gobierno de Estados Unidos impuso una prohibición comercial a Huawei, que significaba que no podía hacer negocios con empresas estadounidenses, la compañía se vio impedida, primero, para acceder a los servicios de Google, por lo que sus últimos modelos ya no los tienen preinstalados. Posteriormente se dio a conocer que tampoco podría hacer acuerdos con los fabricantes de chips Qualcomm y Broadcom.

Ahora, según un informe del medio surcoreano Chosun Biz, LG y Samsung dejarán de suministrar pantallas premium para teléfonos inteligentes a Huawei a partir del 15 de septiembre. No está claro qué significa exactamente la decisión pero, según el reporte, probablemente se refiere a pantallas OLED, que se utilizan en los modelos de gama alta de la compañía, como el P40 Pro equipado con un panel fabricado por Samsung.

Lo anterior representa un gran problema, ya que LG y Samsung se encuentran entre los proveedores de pantallas más grandes del mundo y una parte importante de la cadena de suministro de Huawei que se verá obligada a recurrir a proveedores de su país, que podrían no estar listas para satisfacer las necesidades de la compañía.

Es así que Huawei podría estar en serios problemas para fabricar sus próximos modelos. Sin embargo, parece que la compañía se está preparando para ser más independiente.