Sidebar Ad

Este objeto desafía las leyes de la física, según la NASA

Un púlsar de rayos x que emite una radiación 10 millones de veces superior a la del Sol se encuentra a 12 millones de años luz de la Tierra.

Se trata de M82 X-2, una clase de objeto astronómico que es una fuente de rayos X.

Este objeto ha desconcertado a los astrónomos, ya que parecen excede lo que se conoce como el límite de Eddington, que restringe el brillo de un objeto en función de su masa.

Recientemente un estudio publicado en The Astrophysical Journal, analizó durante 7 años este púlsar con los dispositivos espectroscópicos nucleares (NuSTAR) de la NASA y confirmaron que en realidad sí excede el límite de Eddington por más de 150 veces.

“Estas observaciones nos permiten ver los efectos de estos campos magnéticos increíblemente fuertes que nunca podríamos reproducir en la Tierra con la tecnología actual”, explica Matteo Bachetti, astrofísico del Observatorio Astronómico de Cagliari.

De acuerdo con los científicos, el brillo es provocado por campos magnéticos tan fuertes que son imposibles de simular en un laboratorio.

“Es la belleza de la astronomía – concluye Bachetti –. Realmente no podemos configurar experimentos para obtener respuestas rápidas: tenemos que esperar a que el universo nos muestre sus secretos”.

Aunque en un inicio se creyó que eran agujeros negros rodeados de gas y polvo, en 2014 se descubrió que M82 X-2 era en realidad una estrella de neutrones. Estas ejercen una atracción gravitatoria alrededor de 100 billones de veces más fuerte que la de la Tierra.

Es gracias a esto que la luz de estos objetos puede ser producida por gases y polvo que se estrellan contra la superficie de la estrella de neutrones a millones de kilómetros por hora.

Para darnos una idea, la NASA asegura un objeto del tamaño de una gominola que se estrelle contra este tipo de objetos liberaría la energía de mil bombas de hidrógeno.

Forgot Password