Header Ad

El niño que ganó casi US$400.000 durante las vacaciones escolares creando imágenes digitales de ballenas


Sólo tiene 12 años, pero ya acumula un capital que roza los US$400.000.
Benyamin Ahmed decidió usar las vacaciones escolares para crear con su computadora una serie de obras de arte pixeladas titulada Weird Whales («Ballenas raras») y venderlas como tokens no fungibles (NFT).
Con los NFT, las obras de arte se pueden «tokenizar» para crear un certificado digital de propiedad que se puede comprar y vender.
Los NFT son un activo inimitable en el mundo digital que puede ser comprado y vendido como cualquier otro tipo de propiedad, pero no tienen forma tangible en sí mismos. Son digitales.

Pueden ser entendidos como certificados de propiedad de activos virtuales o físicos.

Como nunca ha tenido una cuenta bancaria tradicional, Benyamin Ahmed mantiene sus ganancias en forma de Ethereum, la criptomoneda en la que se vendieron.
Los compañeros de clase de Benyamin aún desconocen su criptoriqueza recién conseguida, aunque ha hecho videos en YouTube sobre su pasatiempo, que disfruta junto con la natación, el bádminton y el taekwondo.

«Mi consejo para otros niños que tal vez quieran entrar en este espacio es que no se sientan obligados a programar tal vez porque los compañeros lo presionen. Tanto si te gusta cocinar como si te gusta bailar, hazlo lo mejor que puedas», dijo.
El padre de Benyamin, Imran, un desarrollador de software que trabaja en finanzas, alentó a Benyamin y a su hermano, Yousef, a comenzar a programar a los cinco y seis años respectivamente.
Los niños han tenido la ventaja de contar con una sólida red de expertos en tecnología a los que pedir consejo y ayuda, pero él está muy orgulloso de ellos.