Header Ad

Científico maya trabajará en el proyecto “Dragonfly” de la NASA

A pesar de la discriminación que sufrió por sus orígenes mayas, el científico mexicano Guillermo Chin Canché, de 26 años, originario de Bethania, Campeche, fue seleccionado para participar en el proyecto “Dragonfly” de la NASA. El objetivo de este plan es investigar una de las lunas de Saturno, Titán, en 2023.

Chin Canché es ingeniero de mecatrónica y estudió la maestría en Ciencias Tecnológicas del Espacio en la Universidad Autónoma de Campeche. Su tesis de maestría es sobre un satélite llamado Encélado.

Narró que el investigador Scot Rafkin lo invitó a participar en el proyecto de la NASA que estudia a Titán, el satélite más grande de Saturno y el segundo del sistema solar, después de Ganimedes, descubierto en 1655 por el astrónomo neerlandés Christiaan Huygens.

Explicó que su línea de investigación en Ciencias Planetarias y Astrobiología le permitieron colaborar en el proyecto Dragonfly. Dijo que su trabajo en la NASA será estudiar la atmósfera del satélite Titán de Saturno que es similar a la Tierra “para predecir fenómenos meteorológicos en el planeta y determinar cómo afecta a la generación de moléculas orgánicas y qué tanta turbulencia hay para que pueda volar el Dragonfly”.

Añadió: “Estudiar a Titán nos puede ayudar a responder una de las mayores preguntas de la humanidad que es ¿cómo surgió la vida en la Tierra?”, aseguró Chin Canché.

Contó que, para comprobar si Titán albergó vida en el pasado, hexacópteros llegarán a la superficie del satélite y perforarán el suelo para analizar las muestras de los océanos de metano y etano para así confirmar o descartar la presencia de microorganismos.

“Participar en este proyecto significa mucho, es la culminación del esfuerzo y el trabajo, pero lo más importante es que refleja el conocimiento que heredé de mis antepasados mayas que fueron sabios astrónomos”, dijo a EFE.

Chin Canché será el único mexicano, junto con 117 científicos, en el equipo de Meteorología Planetaria del proyecto y dijo que siempre se ha sentido orgulloso de sus raíces mayas, porque ellos “eran los mejores astrónomos que existían en el mundo antiguo”.

El joven agradeció a todas las personas que lo ayudaron en los momentos difíciles, como amigos, compañeros de clases y maestros que aportaron algo para ubicarse en donde está en este momento de su vida.

“En el proyecto de la NASA entregaré al 100 por ciento mi corazón para dejar en alto el nombre de Campeche, México, y la Península de Yucatán, donde vivieron los mayas, los mejores astrónomos, matemáticos y arquitectos el mundo”, indicó el joven que, para realizar este proyecto, viajará próximamente a Estados Unidos.

El Dragonfly es una especie de helicóptero que sobrevolará el satélite más grande de Saturno en busca de vida, con la recolección de datos. Es muy simular al Proyecto Ingenuity de Marte.

“A veces, antes de poder volar… tienes que volar. El #DragonflyMission a la luna Titán de Saturno está programado para su lanzamiento en 2027, pero el equipo @JHUAPL ya está realizando vuelos de prueba en preparación para operar el helicóptero Dragonfly real en Titán”, escribió la NASA en redes sociales.