Header Ad

Así es como el metaverso podría cambiar al comercio minorista y la manera en la que compras

Distintas industrias serán transformadas por el metaverso y lo que representa, y quizás uno de los sectores que más evolucionará mediante esta tecnología es el comercio minorista.
Las grandes cadenas comerciales competirán entre sí por tener espacios cada vez más atractivos e innovadores en el metaverso, con la idea de que más personas quieran comprar en ellos.
Las compras en el metaverso podrían ser más divertidas al integrar elementos lúdicos en las mismas; como objetivos para hacerse con productos o el uso de la realidad aumentada.

A principios de este año circuló por redes sociales un video de la cadena de supermercados Walmart que muestra cómo podrían ser las compras en el metaverso. Si bien el video del gigante del comercio minorista se creó realmente como una demo para el evento SXSW en 2017, sí presenta un vistazo de cómo podrían ser las compras en este futuro virtual.

Distintas industrias serán transformadas por el metaverso y lo que representa: un mundo virtual donde las personas interactuarán a través de avatares y realizarán actividades cotidianas como reunirse con amigos o adquirir distintos bienes y servicios. Y quizás uno de los sectores que más evolucionará a través de esta tecnología es el comercio minorista.

«Si consideramos al metaverso como un gemelo digital del mundo real, donde consumidores potenciales invertirán una creciente cantidad de tiempo navegando e interactuando en este mundo virtual, es perfectamente comprensible que corporaciones en prácticamente todas las industrias estén tomando muy en serio incursionar en él», comenta Jesús Cuenca, socio líder digital y tecnologías emergentes en la consultoría EY México. «La industria del comercio minorista no es la excepción», agrega.

De acuerdo con Cuenca, al igual que en el mundo real, las grandes cadenas comerciales competirán por tener espacios atractivos e innovadores en el metaverso. La idea de esto será que los consumidores potenciales deseen pasar su tiempo en este espacio virtual; divirtiéndose e interactuando con gente de todo el mundo mientras adquieren bienes y servicios.

«Los proveedores deberán buscar presentaciones sumamente atractivas de sus productos y estarán interesados en exhibirlos en los espacios más atractivos y valorados de estas tiendas virtuales», dice Cuenca.

«Es por eso que las cadenas comerciales deberán evolucionar su formato de comercio digital a un formato de comercio virtual; con layouts dinámicos que atraigan a un gran volumen de clientes que no solo incrementen sus visitas, sino también el tiempo que dedican a estar en el mundo virtual… ‘el tráfico en sus tiendas’”, enfatiza Cuenca.

El metaverso como la vitrina perfecta para las empresas y sus productos
La pandemia de Covid-19 derivó en un incremento en el uso del comercio electrónico en México y el mundo, con millones de personas migrando al campo digital para adquirir todo tipo de productos y servicios. Esta rápida adopción solo facilitará a las empresas su entrada al metaverso.

A su vez, de acuerdo con Cuenca, este espacio virtual fungirá como una vitrina inmejorable para presentar los productos y servicios de cualquier empresa de una manera dinámica; mezclando estrategias de branding y marketing y haciendo éstos más atractivos y diferenciados con respecto a los de su competencia.

«En un mundo virtual, el producto deberá contar una historia y brindar toda una experiencia al consumidor, a diferencia de las presentaciones estáticas actuales», dice Cuenca. «Un producto que le dé al consumidor toda una experiencia memorable será más atractivo y se posicionará en la mente del consumidor, incrementándose su lealtad y apego a la marca», agrega.

Cuenca agrega que esta mezcla de estrategias demandará creatividad por parte de las empresas para hacer de sus productos toda una experiencia en la compra. A su vez, puntualiza que los forzará a tener un dinamismo que el mismo consumidor y la competencia les demandará.

Ir de compras podría ser más divertido en el metaverso
El concepto del metaverso se sostiene fuertemente en una base lúdica. Este terreno virtual utiliza elementos de los videojuegos para ser un espacio divertido en el cual las personas quieran pasar buena parte de su tiempo.

Debido a ello, el metaverso podría abarcar una variedad de experiencias virtuales en el comercio minorista, mismas que serían accesibles a través de juegos, realidad virtual (VR) y realidad aumentada (RA).

De acuerdo con Cuenca, esto podría migrar a los centros comerciales, donde distintos negocios competirán por ser los más atractivos y los que generen más afluencia; para ello se incorporarán distintas atracciones, creando experiencias solo serán posibles en el mundo digital.

Por supuesto, la manera en cómo se implementaría esto variaría entre cada negocio.

Actualmente, más de 100 millones de personas en el mundo compran utilizando RA, según cifras de Deloitte; con marcas como Dior, Gucci y Nike adoptando esta tendencia y permitiendo a sus consumidores «probarse» ropa de manera virtual. En un ejemplo con mayor involucramiento, Alo Sanctuary en Roblox incluye una tienda virtual donde las personas pueden ganar ropa para sus avatares practicando meditación.

Además, implementar este aspecto lúdico representa también una oportunidad invaluable para los negocios de conocer mejor a su clientela y adaptarse a ella. De acuerdo con Cuenca, con la información captada en tiempo real «se podrá segmentar en base a preferencias, afinidades y generar promociones dirigidas y personalizadas; además de tomar decisiones basadas en el conocimiento adquirido».

«Los comercios en el metaverso tendrán el potencial de incorporar nuevos productos, servicios y socios de negocio a través de acuerdos que anteriormente eran impensables», enfatiza.

Aún falta camino por recorrer para ver al comercio minorista incursionando de lleno en el metaverso
De acuerdo con Cuenca, uno de los principales retos para la industria del comercio minorista en el metaverso es la transición/conexión entre el mundo virtual y el real; especialmente cuando se habla del procesamiento de las transacciones comerciales.

«Una vez superado el reto de la atracción de consumidores y la generación de la intención de compra, el ciclo completo de la venta/entrega representará uno de los principales retos para las cadenas comerciales», dice. «Los artículos serán adquiridos en un mundo digital; sin embargo, deberán ser liquidados por medios de pago tanto tradicionales como digitales. Además, habrá que surtirlos y entregarlos a través de cadenas extendidas de suministro al detalle (proveedor a cliente) eficientes y dinámicas», agrega.

El experto agrega que estas cadenas de suministro extendidas deberán ser optimizadas. Esto debido a que la mayoría de ellas no están diseñadas para la entrega al comercio minorista.

Cuenca agrega que la tecnología actual permiten que los primeros metaversos estén en un punto operativo aceptable; sin embargo, agrega que estos sostendrán una evolución acelerada en los próximos años.

«Esta nueva forma de hacer negocios será la nueva normalidad en el corto plazo. Debido a ello es de suma importancia que las organizaciones inicien lo más pronto posible con la planeación y ejecución de una estrategia que les permita incursionar en el metaverso con paso firme; solventando los retos implícitos de la conexión del mundo real con su correspondiente gemelo digital», finaliza Cuenca.