Header Ad

Cierres por COVID en China interrumpen las cadenas de suministro de grandes empresas

Grandes empresas no pueden regresar a actividades operativas debido a las restricciones por COVID-19 en China, lo que tendría severas consecuencias en la inflación.

Los bloqueos de China para contener los contagios de COVID han entorpecido las operaciones en el puerto más grande del mundo en Shanghái y estancado la actividad en las principales ciudades, afectando las cadenas de suministro de empresas desde Tesla hasta Apple.

Los datos comerciales del lunes proporcionarán pistas sobre el alcance del daño. El crecimiento de las exportaciones chinas probablemente se desaceleró a su ritmo más débil desde junio de 2020, mientras que las importaciones probablemente se contrajeron por segundo mes, una señal de un gasto de los consumidores débil ya que millones de residentes en Shanghái y otros lugares estaban confinados en sus hogares.

Como fabricante para el mundo, las interrupciones en China están pesando sobre la economía global y agregan otro riesgo al panorama de la inflación. En Shanghái, donde la mayoría de la población ha estado bajo algún tipo de confinamiento durante más de cinco semanas, el gobierno está intentando que la producción vuelva a la normalidad. Sin embargo, muchas empresas extranjeras dicen que aún no pueden reanudar sus operaciones.

Los primeros indicadores para el comercio no son prometedores. Las exportaciones de Corea del Sur, un barómetro de la demanda mundial, crecieron en dos dígitos en abril, pero los envíos a China cayeron, lo que sugiere que la desaceleración de China es producto de sus propias restricciones de COVID.

Los datos de inflación de China también estarán en el punto de mira, ya que la escasez de alimentos y otros bienes, también provocada por los cierres, aumenta los costos. Se pronostica que el crecimiento de los precios al consumidor se acelerará, mientras que la inflación en la puerta de la fábrica probablemente se mantuvo elevada en abril.

Los principales líderes del Partido Comunista prometieron más estímulos para alcanzar un objetivo de crecimiento económico de alrededor del 5.5 por ciento este año. Los datos crediticios de abril que se publicarán esta semana mostrarán si el apoyo monetario y fiscal ha tenido el efecto deseado de estimular el endeudamiento.

Mientras tanto, el primer ministro chino, Li Keqiang, advirtió sobre una situación laboral “complicada y grave”. Dio instrucciones a todos los departamentos gubernamentales y regiones para que prioricen las medidas destinadas a ayudar a las empresas a conservar los empleos y superar las dificultades actuales, según un comunicado emitido el sábado por la noche.

En otros lugares, Estados Unidos puede ver otra cifra de inflación elevada, los datos del producto interno bruto del Reino Unido para el primer trimestre ya podrían indicar un estancamiento del crecimiento y es probable que el banco central de México vuelva a subir las tasas de interés.

Forgot Password