Header Ad

La ‘primera ciudad flotante del mundo’, en Corea del Sur, está diseñada para adaptarse al aumento del nivel del mar

Busan, Corea del Sur, acordó albergar la «primera ciudad flotante del mundo» en un proyecto respaldado por la ONU.
La ciudad, formada por plataformas interconectadas, generará su propia energía y agua limpia.
El martes, su diseñador lanzó maquetas de cómo podría verse la ciudad.

Todos hemos oído hablar de ciudades inteligentes, pero Corea del Sur buscará ir más allá con la creación de la primera diseñada para adaptarse al aumento del nivel del mar derivado de los efectos del cambio climático.

Busan es la segunda ciudad más grande de Corea del Sur con una población de alrededor de 3.4 millones
Busan es un importante centro marítimo y su puerto se encuentra entre los 10 más activos del mundo. También se encuentra entre las muchas ciudades costeras amenazadas por el aumento del nivel del mar.
En noviembre, los funcionarios de Busan acordaron albergar la primera «ciudad flotante» del mundo en colaboración con los diseñadores Oceanix y el Programa de Asentamientos Humanos de la ONU, también conocido como ONU-Hábitat.
El martes, Oceanix lanzó maquetas de cómo podría verse el prototipo de ciudad flotante en el puerto norte de Busan.
La ciudad, construida sobre plataformas interconectadas, se irá construyendo lentamente… hasta cubrir una superficie de 15.5 hectáreas. Oceanix dice que podrá acomodar a unas 12,000 personas.
Los vecindarios se dividirán en áreas para vivienda, investigación y alojamiento para visitantes.
Los edificios serán de poca altura con terrazas y mucho acceso al espacio exterior. Las plataformas también albergarán invernaderos y agricultura urbana.
Las plataformas tendrán entre 30,000 y 40,000 metros cuadrados de espacio y estarán conectadas entre sí por un puente.
Oceanix dice que el proyecto «toma en cuenta los aspectos sociales, políticos, ambientales y económicos de Corea del Sur. Esto se basará en la yuxtaposición única de lo antiguo y lo nuevo de Busan, una ciudad portuaria rica en cultura, arte y comercio».
La ciudad generará su propia energía utilizando paneles solares ubicados en los techos y flotando en el mar. Tendrá una economía de cero residuos, solo permitirá vehículos eléctricos y tratará y repondrá su propia agua.
Un cofundador de Oceanix le dijo previamente a Insider que la construcción de la ciudad podría costar alrededor de 200 millones de dólares y que las primeras partes podrían estar listas para 2025. Oceanix reveló los nuevos diseños antes de la Segunda Mesa Redonda de la ONU sobre Ciudades Flotantes Sostenibles, que se lleva a cabo en Nueva York.
En noviembre, Arabia Saudita anunció planes para construir una ciudad de ocho lados que flotaría en el Mar Rojo. Dijo que la ciudad, Oxagon, sería «el hogar del primer puerto totalmente automatizado y centro logístico integrado del mundo».
La tasa de aumento del nivel del mar se está acelerando. La ONU dice que los niveles globales del mar aumentaron en promedio 0.16 pulgadas por año entre 2013 y 2021, en comparación con 0.08 pulgadas por año entre 1993 y 2002.
En un programa para la conferencia del martes, la ONU dijo que las ciudades flotantes son «una forma innovadora de crear nuevas tierras para las ciudades costeras que enfrentan una grave escasez de viviendas y buscan formas sostenibles de expandirse hacia el océano, mientras se adaptan al aumento del nivel del mar y al cambio climático».
Pero la ONU advirtió que las ciudades flotantes «no son la solución perfecta. Son parte del arsenal de estrategias de adaptación climática que tenemos a nuestra disposición; las ciudades flotantes son flotantes y, por lo tanto, a prueba de inundaciones».
La ONU agregó que las ciudades flotantes «nos dan borrón y cuenta nueva para diseñar ciudades climáticamente neutras desde el principio». También pueden ser remolcados para llevar recursos a áreas necesitadas durante crisis humanitarias, dijo la ONU.