Header Ad

Así es el lavarropas portátil plegable, el Moyu XPB08-F1


Xiaomi vende en China un electrodoméstico que se distancia un poco de sus primos tradicionales: un lavarropas que no tiene las dimensiones clásicas (media heladera) sino que se parece más a un balde. Claro: no tiene la misma capacidad ni funciones, pero no es la idea: está pensado para situaciones en las que no se puede tener un modelo convencional.

Así, quienes vivan en un departamento muy pequeño, o quienes se vayan de vacaciones a algún lado y no quieran estar fregando la ropa a mano, tienen una alternativa en el mini lavarropas Moyu XPB08-F1.

Tiene el tamaño de un balde o de una olla profunda (29 cm de altura) y pesa un kilo. E incluso puede plegarse, como los vasos que fueron furor entre los niños en la década de 1980 y que todavía se siguen usando. La idea es que el pequeño Moyu entre en una valija o en el baúl del auto y acompañe a la familia durante las vacaciones, o se pueda guardar en un armario en un departamento pequeño cuando no está en uso.

Por supuesto, no es para lavar un acolchado de dos plazas: más bien, un par de remeras, ropa interior y ya, con tiempos de lavado de 5, 10 o 15 minutos, y 21 watts de potencia para hacer la limpieza. El desagote del agua se hace con una manguerita. El lavarropas tiene un precio en China cercano a los 70 dólares.

Quienes quieran algo más convencional pero con un toque tecno pueden probar con los múltiples diseños de lavarropas que ofrecen conectividad Wi-Fi para gestionar el lavado.