Header Ad

Van tras directivos del Banco del Bienestar por contrato millonario a costarricense

El Banco del Bienestar reservó por cinco años las causas por las que canceló un contrato de 18 mil 313 millones de pesos al empresario costarricense Alfredo José Urcuyo Fernández, ya que su difusión obstruiría el procedimiento para fincar responsabilidad a los servidores públicos en tanto no se haya dictado la resolución administrativa.

“El soporte documental relacionado con el estatus del contrato (para los servicios de administración de las operaciones y transacciones bancarias de tarjetas de crédito o débito del Banco del Bienestar) no es posible ponerlo a disposición del solicitante, toda vez que se considera información clasificada por encontrarse inmersa dentro de un procedimiento administrativo”, indicó el banco dirigido por Víctor Manuel Lamoyi Bocanegra.

Para frenar la entrega de las causas de la cancelación del millonario contrato, Guadalupe Xóchitl Huelgas Cabrera, directora general adjunta de Administración del Banco de Bienestar, solicitó al Comité de Transparencia de la institución financiera aprobar la prueba de daño, la cual fundamentó en una serie razonamientos jurídicos, por lo que la información se clasificó como reservada.

“La solicitud de acceso a la información se advierte, que se está solicitando la documentación soporte al procedimiento del contrato No DJN-SCOF-1C.10-O6-2021-050, la cual no puede ponerse a disposición del solicitada, ya fue se considera información reservada”, señala Huelgas Cabrera.

“La documentación relacionada a la cancelación o rescisión de contrato se encuentra inmersa en un procedimiento administrativo”, dicen los oficios entregados a Forbes México por medio del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

El 23 de enero pasado, Víctor Manuel Lamoyi Bocanegra comunicó la cancelación del contrato por 18 mil 313 millones de pesos a la firma del empresario costarricense, Alfredo José Urcuyo Fernández, para los servicios de administración de las operaciones y transacciones bancarias de tarjetas de crédito o débito del Banco del Bienestar.

“El 21 de diciembre de 2021 se determinó dar inicio el procedimiento de rescisión de dicho contrato, con apego a la normatividad en materia de adquisiciones”, dijo el directivo del banco impulsado por el presidente de la República para bancarizar a todas las regiones de México.

“Con fecha de 14 de enero de 2022 se resolvió la rescisión de contrato y el Banco dio aviso a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores”, señaló el director general del Banco del Bienestar.

Los servicios subcontratados para la bancarización y la inclusión financiera de los usuarios del Banco de Bienestar iban a correr a cargo de Bahud Processing México, una empresa creada en 2018 por Alfredo José Urcuyo Fernández y la compañía mexicana Global Recash, según el contrato adjudicado de manera directa por funcionarios cuando era directora de la institución Diana Álvarez Maury.

La subcontratación de servicios asignada a Urcuyo Fernández, dueño de la empresa panameña Global Recash, tenía una vigencia de 39 meses, ya que comenzaba a correr desde el 11 de octubre de 2021 hasta el último día de 2024.

El empresario costarricense pactó un cobro de 18 mil 313 millones de pesos por los servicios de administración de las operaciones y transacciones bancarias de tarjetas de crédito o débito del Banco del Bienestar.

La suspensión del contrato a Urcuyo Fernández fue la segunda cancelación que hizo el Banco de Bienestar, pues previamente dio marcha atrás a la adquisición de 8 mil cajeros automáticos a la empresa Vivcolmex.

“Al 29 de julio de 2020, el Banco del Bienestar no cuenta con recursos propios para hacer frente a este contrato, ya que actualmente está enfocado en cumplir con su plan de expansión y construcción de 2 mil 704 sucursales bancarias”, se apuntó en el dictamen de Justificación de Terminación Anticipada del Contrato firmado entre la institución de la banca social y Vivcolmex.

Forgot Password