Header Ad

México, aún lejos de la prometida soberanía energética

La promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de dejar de importar gasolina en los próximos tres años se aleja cada día más debido a los bajos resultados de refinación obtenidos por la actual administración, pese a la inversión que se ha hecho para alcanzar este objetivo.

En 2020 se destinaron 22,905 millones de pesos para rehabilitar las seis refinerías del país. Sin embargo, en el tercer trimestre el proceso de crudo del Sistema Nacional de Refinación se ubicó en un promedio de 605,000 barriles diarios, esto es 52,000 barriles menos que el mismo trimestre del 2019.

La meta hacia el 2023 se ve empinada desde la situación actual de Petróleos Mexicanos (Pemex). El procesamiento de crudo de la empresa productiva del Estado debe crecer 795,000 barriles diarios para alcanzar el 1 millón 400,000 barriles por día prometidos en 2023, de acuerdo con el Plan de Negocio de Pemex 2019-2023.

La meta de soberanía energética es «muy optimista», calificó Tonatiuh Vázquez, coordinador de transición energética y finanzas públicas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

«No es sólo es aumentar la refinación, sino la plataforma de producción petrolera. A pesar de la inversión y los esfuerzos que se han dicho, no sólo no hemos visto avances, sino tenemos retrocesos, la producción petrolera sigue cayendo», aseveró.

El promedio de la producción petrolera de Pemex de enero a octubre de 2020 es de 1 millón 687,000 barriles diarios, esto es 25% menos que hace cinco años.

Forgot Password