Header Ad

Busca Cemex aumentar proceso residual para generar energía

La cementera regiomontana anunció la adquisición de dicha compañía, enfocada al tratamiento de residuos y con operaciones en el estado de Querétaro.

Destacó que con ello dará continuidad a su labor de transformar residuos en energía verde para luego utilizarla en el funcionamiento de sus plantas.

Como referencia mencionó que el año pasado, la cementera concentró más de 500,000 toneladas de residuos al año, evitando la emisión de más de 730,000 toneladas de CO2, que es equivalente a sembrar 12 millones de árboles, contribuyendo así a proteger el medio ambiente e impulsar la economía circular en México.

Ricardo Naya, presidente de Cemex México, dijo que con la adquisición de dicha empresa, «estamos apostando de manera decidida a la economía circular, al integrar nuestra cadena de valor a la producción de combustibles amigables con el medio ambiente para generar energía verde que utilizamos en la fabricación de todos nuestros cementos».

Por ello, agregó, «nuestro objetivo para este año es duplicar la capacidad de Broquers y con ello contribuir en el avance hacia la sostenibilidad de la ciudad de Querétaro, así como a la transformación de México hacia una economía verde».

De acuerdo con Cemex, la planta adquirida procesa unas 80 toneladas promedio al día y se espera que para finales de 2022 este procesando más de 160 toneladas diarias, logrando así duplicar esos números.

Con base en esos datos, «se estima agregar a lo que ya usa Cemex unas 25,000 toneladas extras para ser usadas como energía amigable con el medio ambiente»

De este modo es que todos los residuos procesados en la planta de Broquers serán utilizados como combustible amigable con el medio ambiente para generar energía verde que alimente las operaciones de Cemex en México.

Lo anterior se logra gracias al reciclaje energético, por medio del cual Cemex aprovecha la energía de los residuos procesados para utilizarla en sus plantas.

Este año, Broquers planea crecer la plantilla actual de personal y contratar a 50 colaboradores nuevos, con el fin de incrementar su capacidad de procesamiento.

Broquers fue la primera planta de su tipo en México en contar con sofisticados equipos de separación de residuos.

Cemex dijo que esta acción forma parte del programa Futuro en Acción de Cemex, mediante el cual busca alcanzar la neutralidad de carbono.

En noviembre pasado, la cementera inauguró en Monterrey la primera planta que generará energía a base de residuos. En ese entonces, la empresa se trazó la meta de «reducir 40% las emisiones de CO2 para el 2030».

Forgot Password